domingo, 9 de junio de 2013

CESAR DE LA PAZ TORO GUZMAN, ORGULLO DE TOCMOCHE *

                            ENCUENTROS CERCANOS CON GRANDES TIPOS









N.R. En plena edición nos sorprendió la desaparición física del personaje chotano seleccionado para este número, don Cesar de la Paz Toro Guzmán. Un tocmochano de corazón cuyo fructuoso trajinar- digno de admiración y respeto- debe ser emulado por sus conterráneos perseverando siempre en la conquista del esplendor para el añorado terruño, pasión por la que siempre estuvo interesado don César Toro Guzmán QDDG y EPD. Estas y otras cualidades abarca esta semblanza muy bien preparada por nuestro siempre estimado Humberto Cabeza.

Escribir sobre e! terna que nos hemos impuesto, con cariño, con pasión. Se tiene que cumplir con la acostumbrada entrega a NORTE. Nuevamente a la búsqueda del personaje chotano. José Villanueva nos plantea un nombre. En efecto, César de la Paz Toro Guzrnán, natural de Tocmoche, es el elegido Propicia oportunidad para rendir homenaje a este venerable anciano, destacado hombre de letras amante de su  pueblo y conocedor de la historia de Chota, autodidacta, ciudadano ejemplar, orgullo de Tocmoche... Es tarde de jueves, 2 de diciembre del 2004 la fecha exacta. En su domicilio que se ubica en el Jr. Piura  Nº 404 - Pl. José Olaya lo encontramos convaleciendo de una enfermedad que lo mantuvo hospitalizado. Está sentado en un cómodo sillón, a su alrededor el cariño de sus hijos. En una pared, la fotografía de la esposa ausente, dona Isabel Bonílla. Cerca a él, sobre una mesa, recortes de periódicos, ejemplares de sus libros publicados, papeles escritos. Es sorprendente su lucidez. Tiene facilidad para expresarse.
-       “He estado muy delicado. Felizmente ya estoy mejor”. Nos muestra una página de un periódico. Leemos un artículo escrito por él. Enseguida agrega:
-       “Tengo listo un nuevo libro, "Pueblos Andinos". Espero que se publique”

César de la Paz Toro Guzmán nació el 21 de octubre de 1908 en el distrito de Tocmoche, de la provincia de Chota, departamento de Cajamarca. Fueron sus padres .Andrés Avelino Toro y Mercedes Leonor Guzmán.
-       “Mis hijos en total son 15, (con sus dedos de la mano señala), pero en cuatro compromisos”. Actualmente goza de la compañía permanente de sus hijos Nancy, Milagros, Sonia, Mario, José María y Liler. Se siente orgulloso cuando habla de uno de sus vástagos que reside en la ciudad de Lima. César Toro Montalvo.
-       “Mi hijo César es poeta, novelista, doctor en literatura. Trabaja en dos universidades. Viaja mucho al extranjero. Siempre me visita. Él es de Tocmoche. Nació el 22 de diciembre de 1947.
Don César de la Paz hizo sus estudios primarios en la Escuela Fiscal Mixta N° 632 de su pueblo natal, complementándolos en una escuelita tipo academia, dirigida por el profesor Manuel José Manay Caballero.
-       “Mis maestros Manuel Morí Sánchez y Manuel Manay Caballero son considerados pioneros de !a educación en mi pueblo”.
Por haber quedado huérfano de padre a la edad de siete años, no pudo estudiar en colegios secundarios.
Su formación intelectual es autodidáctica. Sobre sus hermanos dice:
-       Fuimos tres. Mi hermano vive en Tocmoche. La mujer murió a la edad de de 18 años”.

De ocupación comerciante y agricultor, su incursión en las letras ha sido en el campo periodístico. Ha colaborado desde la edad de 25 años en los diarios "La Tarde", "El Tiempo" y "La Industria" de Chiclayo, "La Verdad" y “La Acción” de Chota y en las revistas "Norteña" y "Chispazos", También colaboró con e! diario "El Comercio", Al respecto nos cuenta una anécdota.
-       En una oportunidad viajamos a Lima una comisión, por encargo de nuestro pueblo. Al tener que dar conocer sobre le logros alcanzados de la tarea encomendada fuimos a El Comercio, a gestionar para que se haga una publicación.  Me dieron una silla para sentarme, al frente sobre una mesa una máquina de escribir. Esto fue  nuevo para mí. No me amilané. Con un solo dedo puede terminar el escrito. Es cierto, me demoré pero lo terminé.

Representante de la Comunidad Campesina "Tocmoche ", sus varios períodos le han permitido vivir y conocer profundamente el drama del campesino.
La conversación se torna más amena. Nos cuenta sobre algunos aspectos de su vida. Afirma que nunca fumó un cigarro. Fue futbolista, aunque no muy destacado. También nos habla sobre su incursión en la política como un seguidor de las ideas de Fernando Belaúnde. Terry. En suma, muchos recuerdos; una vida al servicio de los demás. Tiene palabras elogiosas para destacar a personalidades chotanas.
-       Cuando viajaba a  Lima me entrevistaba con el Dr. Benedicto Cevallos Chávez un hombre culto, un gran maestro, a quien también le  gustaba la agricultura, También conocí al Dr. Osores Villacorta.
Sobre Eleodoro Benel afirma:
-       Era un buen guerrillero y no un vulgar delincuente. Para mí era un guerrillero que quería sacar al régimen de Leguía y lucho por eso… Cuando yo viajaba a Chota, por esas alturas de Lajas, a veces los familiares de él me proporcionaban un guardia, una ayuda de los campesinos, el que tenía el mejor machete para guiarme por estos sitios…

Don César Toro siempre visitó Chota, Cutervo, Tacabamba, muchas veces por motivos estrictamente comerciales En cada pueblo, gracias a su buen comportamiento, supo conseguir excelentes amigos.
-       “En Tocmoche yo tenía una fábrica para producir aguardiente de caña y me dedicaba al negocio  de ganado vacuno. Yo traía para Chiclayo ganado vacuno y llevaba de aquí burros, caballos, a eso me dedicaba”.
-¿Qué cargos ejerció en su pueblo?
      -     “Juez. Gobernador, presidente de la comunidad.

Don César de la Paz, desde la edad de 72 años reside en Chiclayo, sin embargo vive  añorando a su querida tierra, a la que visita cuando sus fuerzas se Io permiten.
-       “Mi pueblo ha progresado bastante. Ha cambiado totalmente el aspecto urbano. Hay poca gente, muchos emigran por la sequia. Falta ayuda para el almacenamiento de agua, sembrío de arboles frutales y reforestación. Hay un hotel de turistas muy bonito. Casi nuevo .El pueblo tiene agua y desagüé .La carretera la están arreglando nuevamente. Hay una buena alcaldesa, muy activa y es muchacha todavía se apellida Barreto Quiroz.
-       Cuatro libros he escrito. Continúo insistiendo en que se haga una reforestación en el distrito y pueda progresar más de lo que está. Tenemos que hacer un parque ecológico como el Chaparrí para la crianza de animales que están en extinción… Tenemos  fuentes de abastecimiento de agua en casi toda la ciudad, lo que falta es almacenarlas. Esta por hacerse una represa grande de 30 metros cuadrados más o menos… Entonces sí ya el distrito tendría su medio de vida…. Hay mucha pobreza, también porque la mayoría no trabaja. Cuando se dediquen almacenar agua, entonces sí tendrán seguro sus cultivos. Por otro lado la nueva iglesia que se ha construido es una obra fantástica, está sirviendo de mucho para el aumento de la fe católica de los pobladores de Tocmoche y de otros vecinos. Todos los años se ven más visitantes, más fieles que vienen a venerar a la Virgen del Cisne, que es una imagen muy milagrosa aparecida hace más de dos siglos”.

Don César tiene palabras de agradecimiento para la población Tocmochana, para sus paisanos residentes en Chiclayo por todo el apoyo que han brindado en la construcción del templo, así como también los insta  a que sigan trabajando en el beneficio de su querido pueblo.
En cuanto a su producción literaria, escribió la “Monografía de Tocmoche: pasado y presente”, para lo cual contó con el apoyo de la ONG “Solidaridad”. Tiene en su haber dos novelas tituladas “La Leva” y el “Penal de Chota”, que están inéditas. Su libro “Imperios, cultura y comunidad en los valles La Leche, Chancay y Zaña: Historia y Geografía” tuvo buenos comentarios. En el 2003 editó su revista “Tradiciones Tocmochanas”. Tiene  listo para su publicación “Pueblos Andinos”,  un ejemplar de 100 páginas. Su obra como periodista está recopilada en un álbum con el que ha formado otro folleto impreso titulado “El periodismo local desde el año 1917”
La visita esta por terminar. Antes, don César nos regala un ejemplar de “Tradiciones Tocmochanas”, debidamente autografiado. Enseguida un brindis con un vino, lindo gesto que reconocemos.
-       Hasta siempre don César. A sus hijos  mi total agradecimiento. (HCA).

*En NORTE. Marzo del 2005.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada